Así se beneficia tu hijo al aprender dos idiomas al mismo tiempo

Aprender una lengua extranjera casi en simultáneo con la propia lengua tiene muchas ventajas. Si es cierto que no hay edad para empezar a aprender, los expertos recomiendan que la mejor etapa para hacerlo es durante la niñez, ya que cuentan con una capacidad innata para aprender aceleradamente durante sus primeros años de vida; si son expuestos al estímulo debido el aprendizaje de una segunda lengua resulta ser más efectivo.

Aprender un segundo idioma a temprana edad también ayudará al niño a facilitarle el aprendizaje de otras lenguas en el futuro, ya que adquieren desde pequeños una mejor capacidad de discriminación fonética, una mejor flexibilidad cognitiva y mejora la comprensión del lenguaje.

Otros estudios afirman que los niños que aprenden una segunda lengua adquieren una mejor concentración y atención, ya que al hacer tareas en un idioma con el que no son familiares estimula la activación de su cerebro y también ayuda a mejorar la memoria.

Para potenciar el bilingüismo desde temprana edad los expertos recomiendan exponer al niño a la lengua extranjera de la misma manera que están expuestos a su lengua materna, es decir, poner al niño en situaciones donde tenga que utilizar el segundo idioma para relacionarse socialmente y afectivamente.

0

Comunícate con un asesor