Descubre la disciplina positiva, el método para criar niños autónomos, felices y responsables

La disciplina positiva es una metodología para educar a los niños basada en el respeto mutuo, el cariño y la comprensión. Esta nueva forma de educar ayuda al desarrollo emocional de los niños al mismo tiempo que refuerza el vínculo entre padre e hijos. La disciplina positiva es una manera de hacer adultos responsables, respetuosos y llenos de recursos. Si tu también quieres eso para tu hijo, aquí hay algunas formas en las que puedes implementar la disciplina positiva en tu hogar. 

Estos son los principales beneficios de utilizar la disciplina positiva:

  • Los niños son más conscientes de la responsabilidad que poseen: entienden mejor que sus acciones traen consecuencias, por lo tanto, tienden a medir más sus actos a diferencia de otros niños que tienen dificultad en entender porque tienen que actuar de manera determinada. 
  • La disciplina positiva favorece la buena salud emocional de los niños: gracias a ella los niños desarrollan una buena autoestima y ayuda con su inteligencia emocional. 
  • Los niños educados bajo esta metodología son más independientes, en lugar de depender de los demás, son capaces de seguir sus propios objetivos sin importar la opinión de otros. 

5 pilares de la disciplina positiva 

Este sistema de crianza utiliza herramientas que giran en torno a 5 pilares: 

  1. El respeto mutuo. 
  2. Aprender de los errores. 
  3. No imponer castigos. 
  4. Tener comunicación efectiva. 
  5. Alentadorlos. 

Cada uno de estos pilares son fundamentales para llevar a cabo una disciplina positiva exitosa, al hacer uno de estos el niño aprenderá a llevar un mejor estilo de vida y los convertirá en mejores adultos.

0

Comunícate con un asesor